seguros-e-impuestos

Casi todo el mundo sabe que con los planes de pensiones consigues un ahorro fiscal.

Sin embargo, muchos piensan que ese ahorro que logras año a año lo acabas pagando, y con creces, cuando alcanzas la edad de jubilación.

Y cierto es que esto puede pasar, pero también se puede evitar si estás bien asesorado.

Un profesional de Previsión Social te indicará que cuando estés trabajando tus ingresos serán superiores a cuando te jubiles, y por tanto, el tipo impositivo que servirá de ahorro fiscal será mayor al que te corresponderá cuando te jubiles. Así que de esta forma, sin duda, ganarás dinero si lo planificas bien. Pero, ¿cómo hacerlo?

  1. No cobrando el capital de tu Plan o seguro PPA el mismo año que te jubiles, espera al año siguiente.

  2. El primer año no deberás cobrar más capital que el que te permita no cambiar de tramo de tributación.

  3. Combinar capital y renta en un nº de años suficiente que permita que el efecto y la carga fiscal se minimice.

Cómo ganar dinero antes de la jubilación

Con las acciones anteriores te ahorrarás dinero en el momento de la jubilación pero también es posible ganarlo ahora.

Teniendo en cuenta que el IRPF es un impuesto progresivo y el tipo impositivo aumenta conforme a nuestros ingresos anuales, al reducir la base imponible estaremos en el buen camino. Si además, según el tramo que nos corresponda de tributación estamos cerca del tramo inferior, si conseguimos reducir la base imponible lo suficiente, estaremos no solo ahorrando dinero sino ganándolo.

irpf2016

Pero, ¿cómo hacerlo sin reducir nuestro salario?

La retención de asalariados y funcionarios se realiza de forma que la cuota a pagar del IRPF sea en la declaración anual: 0€.  Por eso, según realicemos aportaciones a algún instrumento que minore la base imponible estaremos consiguiendo que, cuanto más se aporte el tipo aplicado de retención que nos aplican con nuestros ingresos, este sea superior al que correspondería después de tener en cuenta las aportaciones a Planes de Pensiones y a otros determinados tipos de seguros.

Con esto la ganancia es cierta y el beneficio es doble:

  • Sobre lo que destinamos de nuestros ingresos a estos instrumentos: el tipo que nos corresponda.
  • Sobre el resto de los ingresos de nuestro trabajo, en la medida que consigamos reducir la base imponible lo suficiente. Esto dependerá de nuestros ingresos y la distancia al tramo inferior de tributación, pero se conseguirá en muchos casos.