vida-hipotecas

¿Cuánto puede costar un seguro de vida anual renovable por un capital  de 100.000 €?

  • A una persona de 30 años aproximadamente entre 80 y 150 €.
  • Si tuviese 35 años subiría a un rango entre 100 y 200 €,
  • y si tuviese 40 años entre 175 y 300 €.

La oscilación puede variar por la Aseguradora que consideremos y las posibles coberturas complementarias que se agreguen, pero en cualquier caso y en edades comprendidas entre los 30 y 40 años, el seguro anual no debe pasar nunca de los 300 € al año, para ese capital.

Es cierto que estos seguros cambian de precio anualmente, porque se tarifica con la edad del Asegurado en cada renovación, por lo que el seguro cada año se incrementará de precio, al principio poco, y más cuando la edad empieza a superar los 45 o 50 años, pero lo cierto es que con este sistema, anual renovable, la persona paga en cada anualidad por lo que corresponda de capital pendiente de amortizar, que va disminuyendo progresivamente y la tarifa de cada edad que va aumentando.

Así, si suponemos, por ejemplo, que una persona que empezó pagando un seguro de vida con 150 € al año  al tener 35 años y para un capital de 100.000 €, al cabo de 15 años que ya tenga 50 años de edad… ¿Cuánto pagará?

Como  ya solo debe 40.000 € de capital, aunque la tarifa por la edad sea superior, la prima de seguro que le correspondería pagar sería de 400 €, no mucho más o incluso menos.

CONCLUSIÓN: Si ajustamos en cada año lo que queda pendiente de amortizar, aunque la tarifa suba por la edad, el incremento de prima que se genera como observamos no es realmente relevante, y lo que se destina a la protección del préstamo por si nos ocurriese algo son cuantías que no parecen excesivas de asumir.

¿Pero que suele ocurrir en el práctica? El Banco se empeña en las denominadas primas únicas o seguros plurianuales

Con el préstamo personal y como no en el hipotecario, se exige un seguro de vida pero cada vez con más frecuencia en los bancos solo admiten con su propia Aseguradora y por supuesto que sea  de prima única, lo venden al cliente con la ventaja de que así ya lo tiene todo pagado y lo mensualiza cómodamente en la cuota del préstamo, ¡Que fácil!.

O eso parece, porque ventaja como tal ¿existe?.

Estas primas únicas suelen ascender a 6.000 € o 10.000 € o incluso 14.000 € o más. ¿Tanto dinero? Pues sí, ¿pero si hablábamos de una prima anual como mucho de 300 €? Realmente ¿es posible?.

Pues hagamos cuentas: 300 € por 20 años o 25 de hipoteca ya estamos en los 6.000 o 7.500 € y esto para 100.000 € de capital pero si son 150.000 o 200.000 ya tenemos los 10.000 € o incluso los 15.000 € de prima única.

¿Tiene sentido pagar de una sola vez los 15.000 € por anticipado?

Si pedimos un préstamo, lo hacemos porque necesitamos dinero para adquirir la vivienda, luego parece que cuanto menos paguemos por este concepto mejor, porque más podremos destinar a la propia vivienda o a otras necesidades, pero además con este sistema se incrementan innecesariamente otros gastos:

  • Un mayor principal del préstamo, lo que implica mayores gastos asociados del notario, registro….
  • Un mayor coste de financiación por el pago de intereses sobre un principal del préstamo superior.

El posible teórico beneficio que nos ofrece el Banco, desde luego con los recargos indicados no parece ninguna ventaja, salvo para el propio Banco que se garantiza el cobrar todo de una sola vez, y su margen queda garantizado y además cobra la financiación.

¿Qué hacer ante esto? Pues si vas a pedir un préstamo personal o hipotecario, fundamental:

  1. No admitir nunca un seguro de prima única, ni plurianual, solo anual renovable.
  2. Si te exigen el seguro de prima única y no pudieses evitarlo, una vez formalizado tienes 30 días, según la Ley de contrato de seguro y basándote en el artº 83 a) para cancelarlo sin ningún motivo especial, y la Aseguradora está obligada a cancelarlo y devolverte la prima pagada previamente. Y solo con dirigirte directamente a la Aseguradora, y si lo haces por escrito mejor.

¿Y si ya has superado los 30 días desde la formalización del préstamo?

Ya solo puedes cancelar el préstamo, y de esta forma te reembolsarán la parte de prima no consumida según el tiempo que reste hasta el vencimiento previstos. Aunque eso sí, en este caso hay que amortizar anticipadamente … y eso conlleva gastos, y no siempre, encima, lo que te devuelve el Banco es exactamente la parte proporcional que esperas. Pero de esto hablaremos pronto… ¡es otro negocio a desvelar!

¿Qué es lo que mejor puedes hacer?

Evitar caer en estas redes. Por eso, si vas a pedir una hipoteca, asegúrate que no te hablen de primas únicas ni de seguros plurianuales, las ventajas de estos sistemas no son para ti sino para quienes te lo ofrecen.