pensiones-juego-oca

¿El extraño juego de la Oca?, ¿por qué?, ¡si estamos hablando de Jubilación!

Ya, pero es así, si has decidido planificar tu jubilación a través de alguna de las Entidades Financieras, o sin decidirlo te han “abducido” o “hipnotizado”, te darás cuenta que es así.

Te hacen jugar la partida a veces sin quererlo…. ¡Pero si yo solo necesitaba una hipoteca!, tengo 29 años, claro pero si contratas un Plan de Pensiones, en la revisión anual del tipo de interés te bonifica el diferencial sobre el Euribor en un 0,05% menos. ¡Vaya!, pues esto sí que es una sorpresa, o sea que sobre 100.000 € hablamos de 50 € al año pero tengo que hacer una aportación muy superior a lo mejor de 600 € al año (50 al mes) y yo solo necesito una hipoteca, y ¡bastante tengo con pagarla!  Ya, pero la jubilación también.

Pues yo tenía unos ahorros que no utilizaba y me animaron a meterlo en un plan de pensiones, además me regalaban una vajilla y unas botellas de vino, ¡no entendía mucho, pero…!

Si sacaba un 3 (ponía 3.000 €) el regalo era una cámara fotográfica sumergible (si yo nunca he buceado), pero si sacaba un 6 (ponía 6.000 €), era la vajilla, ¿y las botellas de vino?… ¡Ah!, eso fue por caer en la casilla 15, si hacía una aportación mensual de 60 € ¡una tirada adicional! Y podía elegir entre las botellas de vino o un jamonero (que venía sin paletilla), y me quedé con las botellas claro.

¡Pero si el tema es la jubilación!

Y cuando ya había mucha gente en la partida jugando comenzaban otros peligros…. Caí en la casilla del laberinto, había un Banco que por solo traspasar el dinero que tenía en otros planes me daba un 2% y si el saldo superaba 10.000 €, entonces me daban un 3%. Así que cambié de Oca y fue realmente así, de Oca a Oca y ¡tiro porque me toca! Porque había otra Oca que me hacía saltar de casilla al cabo de un tiempo cambiando el dinero de sitio y otro 3%.

¡¿Pero el tema no era la jubilación?!

Ya, pero la Oca, perdón la Banca era y aún es así, y si caes en este ciclo de las bonificaciones al final incluso puedes perder la partida, si te dan puntos extra, el 3%, no puedes tirar por lo menos en tres turnos (3 años sin movilizar tu dinero). Vamos, que si quieres hablar de jubilación con la Banca, lo que hablas es de todo menos de la jubilación.

Ah, y ahora ya no es solo la “Oca” el que te tienta para caer en su casilla, ya es el propio jugador, alentado por tal extraña forma de actuar, que busca a la mejor “Oca”: ¿Qué me das para no irme a la otra Oca? Pues lo siento, pero ahora no hay campaña, y solo es por traer el dinero, no por no irte. ¡Ah!, pues lo siento, pero me voy. ¡No!, espera, que me acaban de comentar que en breve empezamos una campaña de retención, te doy el 2% pero no te mueves de la casilla en los dos próximos años.

Uy que lío, ¡No entiendo nada!

Yo tampoco, encima si alguna “Oca” despistada te colocó un plan que no era el que se ajustaba a tu perfil inversor, hasta podías obtener rentabilidades negativas. ¡Vamos!, como caer en el pozo, pues sí, hasta que caiga alguien con sensatez en la misma casilla, te lo explique y te saque del pozo. Pero será otro incauto que se tendrá que quedar, por desgracia así es el juego.

Y peor aún, puedes caer en la temida casilla de la calavera, ¡¿en la calavera?! Si en pocas palabras: perder la partida y sin poder volver a empezar, ¡Qué me dices! Pues sí, no será el primer jubilado que sin tener un plan de pensiones nunca en su vida, se lo han colocado. ¡Pero si ya no lo podrá recuperar él! , solo queda para sus familiares cuando fallezca.

Pues eso… el extraño juego de la “Oca”, que has empezado a jugar una partida que en ocasiones no querías jugar, que en otras no debías jugar y en alguna incluso no podías jugar. Y lo has hecho sin que te expliquen las reglas, sin que tampoco las conozca quien te ha metido en el juego, y tentado por ciertas casillas “trampa” que te atraen pero no te ayudan y te atrapan.

El extraño juego de la “Oca”, Si encuentras la salida: ¡enhorabuena! Habla con profesionales independientes. En Howden  encontrarás expertos en protección social, que queremos hablar de protección personal, de necesidades de ahorro según tu condición: asalariado, autónomo o funcionario, valorando tus circunstancias y enfocando el producto adecuado en cada momento, con rigor y con independencia. ¡Compruébalo! ¡Consúltanos!