pensión de jubilación

Si cesamos en nuestra actividad profesional, automáticamente dejamos de cotizar.

El problema es que si no hemos cumplido los 15 años mínimos de cotización para jubilarnos, no tendremos derecho a pensión. Por tanto se hace necesario solicitar a la Tesorería de la Seguridad Social un convenio especial de cotización para seguir cotizando.

Generalmente, siempre que se produzca una interrupción anticipada en la actividad, hay que analizar la conveniencia de establecer dicho convenio.