Dependencia

dependencia

Concepto

Las personas dependientes requieren ayuda para realizar las actividades básicas de la vida diaria (ABVD) como son: el cuidado personal, las actividades domésticas elementales, la movilidad esencial, reconocer personas y objetos, orientarse, entender y ejecutar órdenes o tareas sencillas.

¿En qué consiste esta cobertura?

Mediante esta cobertura se percibe, en caso de Dependencia Moderada, una asistencia de 240h de ayuda domiciliaria, así como servicio de orientación y asesoramiento. En caso de una Dependencia Severa, se obtiene el capital contratado y si se sufre una Gran Dependencia, el doble del capital contratado. El beneficiario puede optar por percibir la prestación en forma de capital, renta o ambas.

  • Dependencia Moderada: Cuando necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria una vez al día o tiene necesidades de apoyo extenso para su autonomía personal.
  • Dependencia Severa: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no requiere el apoyo permanente de un cuidador o tiene necesidades de apoyo extenso para su autonomía personal.
  • Gran Dependencia: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental intelectual o sensorial, necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona o tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal.

Nuestra recomendación

Analiza tus circunstancias personales y familiares y neutraliza una posible situación de pérdida de independencia y autonomía personal que comporte una merma de tu calidad de vida, bien porque no dispongas de personas que puedan atenderte o porque no desees ser una carga para ellos.

Determina el capital a contratar a partir de un análisis personalizado que permita identificar las necesidades económicas a cubrir.

.