Seguro de Título

Proporciona cobertura financiera al asegurado contra una amplia variedad de riesgos relativos al título y al propio activo inmobiliario.  Una póliza de titularidad general puede cubrir oposiciones al título de propiedad, incluyendo el fraude hipotecario, los conflictos de delimitación, incumplimiento de manifestaciones por el vendedor y la falta de título de propietarios anteriores, entre otros. Una póliza de riesgos específicos cubre riesgos ya identificados. Una póliza de titularidad sobre acciones/participaciones cubre la reclamación de la titularidad sobre dichas acciones/participaciones, incluyendo derechos de usufructo, la incapacidad de los vendedores y defectos en los documentos de título, entre otros.

Titular de la póliza

Propietario, comprador, prestamista o institución financiera/banco. El producto también está diseñado para proteger a cualquier entidad con un interés en los activos subyacentes, incluyendo a menudo a los sucesores en la titularidad.

Periodo de vigencia

El período de la póliza sobrevive normalmente al periodo de titularidad, por lo que a menudo puede ser asignado a futuros compradores o sucesores en la titularidad.

Prima 

Esta se calcula en función del límite de cobertura de la póliza. La prima dependerá de factores como la ubicación de los activos y la naturaleza del riesgo. Las tasas de las primas suelen ser del 0,01 al 0,2% para las pólizas de titularidad general, del 0,05 al 0,2% para las pólizas de riesgos específicos y del 0,1 al 0,3% para las pólizas sobre titularidad de las acciones/participaciones.