La práctica deportiva conlleva ciertos riesgos tanto se practique a nivel profesional como amateur. En consecuencia, debemos protegernos ante las diferentes situaciones que podrían afectar a nuestra vida personal o profesional -si llegasen a producirse-:

 

SALUD

Una lesión puede surgir en cualquier momento y, quizás, paralizaría nuestra actividad profesional, además de la deportiva. Por lo que un seguro de asistencia sanitaria que facilite el acceso a la medicina privada, agilizaría el proceso de recuperación.

INCAPACIDAD TEMPORAL

Si compaginamos el deporte con la actividad laboral, cualquier percance de salud podría exigirnos que tuviésemos que hacer reposo y, en consecuencia, sufrir pérdidas económicas. Un seguro que te indemnice mientras estás en esta situación podría ser de gran utilidad.

INVALIDEZ PARCIAL

Si por desgracia las secuelas derivadas de cualquier lesión surgida al hacer deporte originan una invalidez parcial, esto puede influir negativamente en nuestra vida cotidiana. Por ejemplo, una lesión en la mano que se vuelva permanente puede alejarnos de nuestra actividad profesional dependiendo de cuál sea.

Por la Seguridad Social se obtiene una indemnización según lo que se esté cotizando, pero esta suele tener una cuantía bastante insuficiente para el posible quebranto económico que podría producirse.

INVALIDEZ PROFESIONAL

La invalidez puede alcanzar el grado de profesional para otra actividad que estemos realizando independiente de la práctica deportiva.

Si esto ocurriese y se está trabajando, la Seguridad Social genera una pensión del 55% de lo que se está cotizando y no de nuestros ingresos, por lo que la pérdida económica sería cuantiosa.

INVALIDEZ ABSOLUTA PERMANENTE

Es poco probable que pase. Sin embargo, si se da el caso, la Seguridad Social da una indemnización que llega al 100% de lo que cotizamos –no de nuestros ingresos- y, por tanto, la necesidad de protegernos ante esta situación es imprescindible.

 

Algunos deportes pueden resultar más difíciles de asegurar, y en general, en los seguros masa las prácticas deportivas a nivel profesional están excluidas. Por lo que si queremos asegurarnos teniendo en cuenta el deporte que practicamos, es de gran utilidad acudir a especialistas porque si se busca libremente en el mercado asegurador nos encontraremos con dificultades para cubrir estas situaciones.