Los seguros que protegen tu salud y tu patrimonio

Hay personas que afortunadamente llegan a los 90 o 100 años con una razonable calidad de salud y, además, celebrando que nunca han tenido ninguna enfermedad.

Sin embargo, a lo largo de nuestra vida estamos expuestos no ya solo a los contratiempos que las enfermedades o accidentes pueden originar, sino al perjuicio económico que con motivo de ello se pone de manifiesto.

Hay seguros que facilitan servicios de atención, y con ello se posibilita el acceso a una más rápida asistencia con mayor calidad del servicio y régimen hospitalario. Y hay otros seguros que además protegen nuestro patrimonio, porque facilitan resolver dos problemas muy concretos:

  1. Complementar la pérdida de ingresos por estar en incapacidad temporal. Imprescindible sobre todo para los trabajadores por cuenta propia, ya sean autónomos del RETA o profesionales independientes a través de su Mutualidad.
  1. Compensar el incremento de gastos que para resolver estas situaciones derivadas de la salud puede ser necesario realizar.

¿Cuál es el problema? No solo es que perdamos ingresos sino que necesitemos recurrir a nuestros ahorros, o que sin tener ningún patrimonio disponible tengamos que solicitar un préstamo.

Por tanto, ¿Qué seguros nos pueden ayudar a proteger nuestros ahorros y patrimonio?

BAJA LABORAL

Con este seguro se garantiza el pago de una cantidad diaria durante un período máximo de tiempo, generalmente de un año, que compense tanto la posible pérdida de ingresos por la situación de baja laboral como el posible incremento de gatos que puede surgir: Gastos médicos, desplazamientos por no poder usar el vehículo propio, contratar a alguien que realice nuestras tareas, etc.

Solo precisaremos establecer correctamente la suma diaria a contratar y si finalmente llegamos a estar en incapacidad temporal habremos resuelto uno de los problemas básicos: la pérdida de ingresos y mayores gastos, por estar en inactividad laboral

SEGURO DE VIDA INCLUYENDO ENFERMEDADES GRAVES

Si por algún motivo grave necesitamos disponer de un dinero con el que acudir a la mejor medicina privada con los mejores especialistas y tratamientos o intervención quirúrgica, los gastos pueden ser muy elevados. En el seguro de vida que incluye el anticipo del capital asegurado, en todo o en parte, se permite obtener este capital que protege tu patrimonio, y en caso de no tenerlo evita la solicitud de préstamos.

Además, el capital que se obtiene del seguro de vida por enfermedades graves, no solo sirve para el gasto médico específico que se requiera, si no que si es realmente suficiente puede ayudar a cubrir otros gastos como desplazamientos al extranjero si son necesarios, gastos del acompañante si se precisa para no ir solo a recibir los tratamientos e intervenciones…. Y otros posibles gastos relacionados. 

SEGURO DE SALUD CON REEMBOLSO DE GASTOS MÉDICOS

Si por un accidente o por una enfermedad grave fuese necesaria una atención médica que en el concierto de los seguros sanitarios  no se encontrase incluido el que se considerase más conveniente, y queriendo pese a todo que le atiendan a uno, esta modalidad permite acudir libremente y luego que se le reembolsen los gastos hasta un máximo del 90%.

Con este seguro no llegamos al 100% como se consigue con el seguro de vida que incluye las enfermedades graves, pero en cambio, permite utilizar para cualquier padecimiento, ya sea más o menos grave, y no solo incluido en una restringida lista.

Como hemos podido comprobar con estos 3 principales seguros no solo conseguimos proteger nuestra salud sino también nuestro patrimonio y ahorros.

Ahora bien, es conveniente poder asesorarse adecuadamente, porque en cada modalidad no solo es necesario revisar el precio del seguro que paguemos, sino sus garantías y condiciones, por ejemplo:

  • Revisar el nº de días que en incapacidad temporal se puede necesitar que transcurran para que el seguro de baja laboral empiece a pagar.
  • Enfermedades graves que el seguro de vida incluye, y qué porcentaje del capital de seguro de vida se puede anticipar: el 100% o el 50%, para ajustar el capital a contratar.
  • Posibles límites que el seguro de salud con reembolso de gastos puede tener establecido según el Organismo Médico Colegial establezca, para catalogar una intervención quirúrgica como cirugía ambulatoria, cirugía menor, mayor, o alta cirugía…. Hay seguros que ponen límites en cada caso y puede condicionar o minorar el reembolso futuro, y hay otros seguros, sin estos límites, que indemnizarán más cercanos al gasto real.